¿Por qué Migueles?

Bueno, esto es una larga, larga historia. Sentaros. Coged palomitas y una Coca-Cola grande. ¿Estáis cómodos? Ahí vamos.
Supongo que sabéis que nos llamamos Ana, Marina y Camino (si no lo sabéis, id a la pestaña "Quiénes somos", sino esto no tiene gracia). No hay ningún Miguel a la vista, aparentemente.

Todo empezó una tarde otoñal (porque aunque Marina se empeña en repetir que era una "alegre mañana de otoño" en realidad era por la tarde) cuando cometimos el terrible error de comentar ("¡de forma anónima!" apostrofa Marina de nuevo, que está on fire) en un blog (COF de cuyo nombre preferimos no acordarnos ni mencionar COF) para hacerle una crítica educada (en serio, era educada. MUY EDUCADA) y a nuestro parecer, constructiva ("subrayando lo mucho que nos gustaba el blog" gritan Ana y Marina mientras Camino las mira mal desde el teclado). Nos sorprendió la hostilidad de su respuesta así como que sus seguidores (entre los que nos encontrábamos) nos pusieran a caldo. ("Bueno, nosotras no nos pusimos a parir, claro, sería absurdo" comenta Camino). Decidimos responder con otro comentario ("aún más educado. Es importante recalcar lo educadas que fuimos, parecíamos un poco repipis, la verdad" reitera Camino) para justificar el anterior y disculparnos por si habíamos ofendido a alguien. La respuesta no se hizo esperar y fue incluso más violenta que la anterior (con los lameculos de sus seguidores jaleando).

El caso es que nos cabreamos mucho. Pero mucho, mucho ("Mazo", dice Marina; "un poquito bastante", dice Ana, "un huevo" dice Camino. "Miau" dice el Hijo de Satán). Decidimos que lo mejor era comentar con nuestras propias cuentas de blogger y defender al anónimo (COF COF nosotras COF COF) explicando que sus críticas (las del anónimo) eran válidas y que no entendíamos de donde venía tanta hostilidad; por suerte no fuimos las únicas en comentarlo, aunque seguíamos en desventaja. Y como salida final, hicimos un último comentario como el anónimo original para despedirnos, y acabar de así con esa bronca tan estúpida. Sin embargo, por alguna razón que sólo esa gente lograría comprender, comenzaron a llamarnos "Miguel", sí, así, tal cuál: se supone que ese tal Miguel era el enemigo acérrimo de los autores del blog y que siempre estaba criticándoles para copiarles las ideas. Las justificaciones que nos dió esa gente (que no los autores [aún]) para llamarnos así es que "escribíamos parecido". Ole. Se montó la marimorena.

Y en breves momentos comentaron los propios creadores del blog (ese que no vamos a decir cuál es aunque nos muramos de ganas de hacerlo). Uno de ellos nos dijo que tenían rastreada nuestra IP y que sabían quién éramos. Nosotras, que habíamos publicado desde distintos ordenadores (el de casa de Camino, el de la universidad, el de una amiga...) no entendíamos a qué se refería. Pero ellos seguían emperrados en que éramos ese tal Miguel aunque las IP's no coincidieran y una de ellas fuera fantasma (cosas de tener padres informáticos).

De modo que al final Marina se cansó y decidió contar la verdad con su propia cuenta (verdad que sólo era decir "mira, que he sido yo, para de llamarnos Miguel que somos tías"). No se lo creyeron y se montaron la teoría conspiranoica del siglo ("¡Tengo guardada toda esa conversación, puedo demostrarlo!" argumenta Camino. Ana asiente. Marina sigue a lo suyo en el Facebook).

En resumen: que éramos un tal Miguel, un tío que parece ser que al principio iba de guay pero al final era como el Joker de Batman para ellos (que serían Batman [:'D]) y era un envidioso, mal hablado y totalmente repugnante que lo único que hacía era ponerles verdes. No hubo modo de sacarles de esa conclusión. De este modo averiguamos que la gente en Internet puede llegar a ser muy egocéntrica y paranoica. También de este modo empeoramos sin querer la reputación de un tal Miguel (que aún no sabemos quién es... Miguel, si estás leyendo esto, tío, te apoyamos. Puede que seas malvado pero esa no era tu lucha).

Y así, niños, es como nació ("sin ayuda de la cigüeña" dice Ana y corrobora Marina [Camino rueda los ojos y les sigue el rollo]) ¡"EL CLUB DE LOS MIGUELES"! (Que dio para risas infinitas y un bonito nuevo grupo de WhatsApp).

¿Y por qué estáis contándonos esto? os preguntaréis... Bueno, pues habéis pinchado en esta pestaña, tendríais curiosidad, decimos nosotras. 

THE END

9 comentarios:

  1. jajajjajajajjajajajajajajajajajjajajajjajajajajajjajajajajajjaja En serio,me mofo mucho.
    Me encantáis.

    ¿Os puedo dar un consejo?
    Yo lo que hice mientras creaba el blog fue hacerlo privado hasta que estuviera entero... Lo digo porque igual os parece una buena idea.
    Y ya el día que esté completo y preparado, ¡tachááán! *sonididito muy mágico* *sonido de telón abriéndose* *sonido de NO, ES BROMA. NO HAY MÁS SONIDOS*

    Bueno, en serio, me encantáis, quiero leeros ya.
    Ya.
    YA.
    YAAAAA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ostras, el primer comentario en el blog!
      ¡¡Qué emocionante!! :D
      Gracias por comentar y, si quieres volver a pasarte por aquí...
      ¡Bienvenida!

      Eliminar
  2. Esto es más flipante de lo que ya sería de por sí porqué conozco la historia xD ¿Cómo narices ha acabado esto aquí? Menos mal que solo soy una mera espectadora de todo esto... (quedaría mucho mejor con el meme del mero :3).
    Bueno, deciros que lo habéis llevado con mucha dignidad y es genial que salga un buen recuerdo para darle nombre a este blog! Espero leeros pronto, que me encanta vuestra forma de expresaros!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar!
      Al final fue un poco "no hay manera de convencerlos y esto empieza a ser surrealista... ¡pues a reírse!" porque realmente no había otra cosa que hacer.
      ¡Un besazo!
      Muff.

      Eliminar
  3. Jajajajaja me descojono!

    Pues yo soy el tal Miguel xDD, así que encantado! Me encantaría leer la conversación íntegra para reírme un rato porque no debe tener desperdicio jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja que risa Tex!!!
      Quien iba a pensar que te encontrarias con este blog!?

      Eliminar
    2. Wow! Esto es... inesperado. ¿Estás seguro que eres ese Miguel? Porque realmente no hemos nombrado el blog y nuestros comentarios fueron borrados del mismo, así que se supone que no debería ser fácil de identificar para nadie.

      ¡Queremos pruebas!
      ¡Exigimos pruebas!
      ¡PRUEBAS!

      Eliminar
    3. Jajajaja tengo todas las pruebas del mundo xDD. Esa gente se encargó de enviarle mensajes privados a mis seguidores hablando mentiras sobre mi para que me dejaran de seguir... entre otras cosas.

      El cómic en cuestión es una versión macabra y pornográfica de Disney. xD. Lo fuerte es que yo jamás he comentado en su blog, salvo una vez porque recibía acoso diario en mis webs, insultos, mofas y humillaciones.

      En fin... que de algo muy malo siempre se puede sacar algo bueno y vosotras sois unas cachondas jajaja.

      Eliminar
    4. ¡ALUCINAMOS EN COLORES! ¡SÍ ERES, SÍ ERES, SÍ ERES! Qué fuerte, ¡eres nuestro Miguel! ¡HALAAAAA!

      ¡Encantadas de conocerte oficialmente! Blogger es un pañuelo, madre mía, quién nos iba a decir a nosotras que algún día descubriríamos quién fue el Miguel original y encima en nuestro Miguelversario.

      Bueno, bienvenido entonces a este reducto de chorradas y —de vez en cuando— cosas serias y gracias por cedernos (indirectamente… ups) tu nombre para crear este blog :D

      Camino.

      P.D: ¡Pero qué momento más históricamente increíble para nosotras! Patidifusas nos hallamos.

      Eliminar

¡Adelante, no seas tímido, comenta, por favor! Al fin y al cabo vuestros comentarios son los que le dan vida al blog... (Y a nosotras nos hacen muy felices. En serio, nos emocionamos mucho).

Eso sí, y quien avisa no es traidor: si el comentario es simple SPAM o demuestra que no habéis leído la entrada (y lo sabemos, siempre lo sabemos) recibiréis una sorpresa. No es nada malo, tranquilos. Pero recordad… Los Migueles siempre nos enteramos de todo.

¡Gracias y muchos brillis brillis para vosotros!